Antonio Mairena - Tangos de "Los Anticuarios" (1905) y "Las Sorpresas" (1906)




Les presentamos tres cuadros
del Zurbarán y del gran Murillo
que han costao veinte mil duros
compraos en un baratillo
y por si no los conoce
se los voy a presentar:
Este que ven primero
es el edificio
donde tuvo el harén
el Carlos V de los fenicios.
Y esta hermosa loaba
en Panamá
un poquito a la izquierda,
¡qué linda está!
Y este que aquí veis
es un guacamayo
que tuvo en su alcoba
el Rey Don Pelayo.
Mientras más se mira
más lejos se ve,
igual que el Castillo
del Chuchurumbel.
Y el último representa
la historia de un gran sofá,
donde se sentaba Eva
en compañía de Adán,
y allí fue donde sentados,
y no crean que es patraña,
en aquel gran Paraíso
cierto domingo por la mañana
tenían los dos mucha hambre
y se comieron los dos la manzana.

Las ropas menores
que aquí les presento 
son de un primo hermano
de Don Elías Chupas Sarmiento.
Un señor muy rico 
que en la calle Franco 
hace mucho tiempo, según decían, 
tenía un estanco. 
Se casó a los ochenta años 
con la vizcondesa de la Paspañeta 
y a los treinta años de casao 
al pobre infeliz se lo llevó Pateta. 
Empezó a echar por su cuerpo 
una cosa rara igual que el barniz, 
desde entonces la pintura verde 
se ha puesto de moda en este país.

Antonio Rodríguez Martínez "Tío de la Tiza" / Enrique González - Coro "Los Anticuarios" (1905) y "Las Sorpresas" (1906)

Carnaval de Cádiz 1982 (RTVE)




Comparsa "Los Dioses del Olimpo"
Elección de la Diosa 1982
Chirigota "Los Cruzados Mágicos"
Coro "Viva la Pepa"

Chirigota "Los Serenissimos" (2016) - Pasodoble "Como cada jueves"




Como cada jueves Doña Carmen
vuelve cargaíta de comprar en la plaza,
le cojo las bolsas, abro su puerta,
y agarrá del brazo la dejo en su casa.
Me pone un café y dos magdalenas,
que es su humilde forma de darme propina.
Con más de setenta y tres abriles
lleva por bandera la sonrisa.
Con todo lo que sufrió,
qué pena más grande,
nada a nadie le negó
y al que pudo, lo ayudó,
aunque faltara en su hogar.
Al fresquito por las noches
se sentaba para hablar
de las cosas de la vida.
Un mal gesto nunca tuvo,
una queja nunca dio,
todo el barrio la quería.
Y se acabó,
Doña Carmen ya se marchó,
porque un banco mierda y traidor
dejó sin hogar su sonrisa.
La vi marchar
con esa carita agachá,
en silencio y sin protestar.
Y en la esquina, cada jueves,
esperando a ver si viene,
yo me muero, yo me muero
sabiendo que no volverá.

Francisco Javier Macías Tinoco / Manuel Benítez Molina - Chirigota "Los Serenissimos" (2016)