Chirigota "Excelentísimo Ayuntamiento de Guatifó" (2016) - La Rumbita del Tres per Cent




¿Dónde está la pasta, Pujol?
¿Dónde está el dinero, Pujol?
¡Cómo cuenta los billetes
el Honorable de dos en dol, Pujol!

Ha declarado que a sus siete hijos
los ha tratado a todos por igual,
por eso cada uno tiene una cuenta
en un lejano paraíso fiscal.
Y la señora Marta Ferrusola
otro cuentaco tiene en Panamá,
pero ella ha dicho que eso no se toca,
que ese dinero es pa mamá na má,
lo de Panamá
pa mamá na má,
lo de Panamá
pa mamá na má.

¿Dónde está la pasta, Pujol?
¿Dónde está el dinero, Pujol?
¡Cómo cuenta los billetes
el Honorable de dos en dol, Pujol!

Yo que debo un par de letras
vi a entrar en la cárcel antes que Pujol.
Yo que debo un par de letras
vi a entrar en la cárcel antes que Pujol.
¡Ole, ole, Oleguer!

Chirigota "Excelentísimo Ayuntamiento de Guatifó" (2016)

Carmen de la Jara - Pasodoble de "Capricho Andaluz" (1973)




Entre las flores
de un jardín bello
nació una rosa,
tan rebonita
que hasta el agüita
que le caía, que le caía
se contagiaba de su perfume
de flor hermosa,
que aquella agüita,
agua bendita
se convertía, se convertía.
Su jardinero la fue mimando
igual que a un niño
y hasta cariño
le iba tomando día tras día,
la fue cuidando con gran esmero
y el jardinero sin su rosita ya no vivía.
Pero en una mañana
que muy confiado al viento se mecía,
una mano malvada se le encaprichaba
y la arrancaría.
Y al ver su jardinero
que no estaba en su rama
muriéndose de celos
en su dolor así la lloraba:
Rosa, ay, dime donde estas rosita,
de mi jardín la más hermosa,
fragante y primorosa,
di que mano maldita
te ha arrancao la vía;
rosa, sin ti el jardín ya no reluce,
ni brotará ese aroma dulce
que de tus petalitos
tan requetebonitos el aire percibía.
Quien de tu rama, ay te arrancaba,
no sabía que a ti sin vida te dejaba
y de mi se llevaba
lo que en el mundo más quería.

Antonio Martín García

Javier Rubial - Himno del Centenario del Cádiz C.F.




Se cuenta que ya en tiempos de Tiberio
en Gades hubo un equipo puntero
que todos los domingos del imperio
juntaba en el estadio
a los romanos futboleros.
Y al moro le dio ganas de vivir
durante el Califato Independiente
aquella Balompédica Gadir
más famosa que el hachís
y que los Reyes de Oriente
A lo que yo me vengo a referir
es que mi equipo es algo extraordinario,
ni cien, ni mil quinientos, ni dos mil,
el Cádiz puede presumir
de ser un club trimilenario.
Azul como el agüita es mi color
y amarillo como el Sol
que se pone en la Caleta,
sentir el Cádiz no es una afición,
es mucho más que una pasión
o el delirio de un poeta.
Y no me importa si no es campeón
ni lleva siempre el balón,
pero lo mueve con gracia.
Benditos los colores de mi club
en donde Mágico es un dios
y el Fondo Sur la aristocracia.
Benditos los colores de mi club
en donde Mágico es un dios
y el Fondo Sur la aristocracia.
Dirá la prensa del quinto milenio:
por fin ya se acabo nuestra desgracia,
con este equipo nuevo y de diseño
dejará de ser un sueño
la liga de las galaxias.
Si el Júpiter cumpliera con el rito
ganándole al Plutón por goleada
y en el Carranza llueven meteoritos
y arrancamos un puntito
ya la liga está ganada.
A lo que yo me vengo a referir
es que mi equipo es algo extraordinario,
ni cien, ni mil quinientos, ni dos mil,
el Cádiz puede presumir
de pedigrí interplanetario.
Azul como el agüita es mi color
y amarillo como el Sol
que se pone en la Caleta,
sentir el Cádiz no es una afición,
es mucho más que una pasión
o el delirio de un poeta.
Y no me importa si no es campeón
ni lleva siempre el balón,
pero lo mueve con gracia.
Benditos los colores de mi club
en donde Mágico es un dios
y el Fondo Sur la aristocracia.
Benditos los colores de mi club
en donde Mágico es un dios
y el Fondo Sur la aristocracia.

Javier Ruibal

Chirigota "Los de la Madre Pelusa" (1978) - Pasodoble "Hay que fijarse despacio"


Hay que fijarse despacio la cantidad de pintura,
de cuartillas y octavillas y de carteles millones
que tiraron en España sólo para propaganda
entre todos los partidos antes de las elecciones.
Hasta creo que el gobierno puso su grano de arena
ayudando con dinero la campaña electoral,
de verdad yo me sorprendo
porque es que no lo comprendo
la forma de derrochar.
Si por minuto de hambre se muere un niño,
según nos dice la campaña de Unicef,
cómo es posible, yo me pregunto, señores,
se tiren tantos millones
en pedazos de papel.
Que me perdone el que piense de otra forma,
pero es preciso decirlo con claridad,
que en este mundo del todo ya corrompido
a nadie importa un comino
lo que sufran los demás,
pues no hay derecho 
a que se tire el dinero
mientras que sufra el obrero
hambre, paro y necesidad.

Ramón Díaz Gómez "Fletilla" - Chirigota "Los de la Madre Pelusa" (1978)